Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

¿Cómo se trata la alergia?

Una vez diagnosticada la alergia, los tratamientos pueden ser múltiples:

Medidas de control ambiental

El primer paso del tratamiento es evitar el contacto con las sustancias que provocan la reacción alérgica. El evitar el contacto con los alérgenos contribuye a un mejor resultado del tratamiento prescrito por el especialista y a una disminución de los síntomas.

Medicamentos

Se emplean para aliviar los síntomas producidos por la rinitis o el asma. Se denominan medicamentos sintomáticos y entre ellos están los antihistamínicos, los corticoides, broncodilatadores, teofilinas, etc. Los medicamentos alivian los síntomas, pero no harán desaparecer la causa de su enfermedad.

Inmunoterapia o Vacunas para la alergia

Conocida popularmente como vacunas antialérgicas, consiste en administrar progresivamente dosis repetitivas del alérgeno al alérgico con el fin de disminuir o eliminar su sensibilidad hacia éste. La duración del tratamiento es de 3 a 5 años en la mayoría de los casos.

La inmunoterapia se utiliza para tratar casos de alergia causados por sensibilización a polen, ácaros de polvo, epitelios de animales, ciertos hongos y a los venenos de abeja y avispa. Con este tratamiento, además de aliviar los síntomas de la alergia y disminuir la cantidad de toma de medicamentos, modifica la evolución natural de la enfermedad.

La importancia de acabar el tratamiento contra la alergia