Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Cucarachas

Los excrementos de cucarachas son uno de los mayores factores desencadenantes de asma, especialmente en áreas húmedas y en los barrios de los centros urbano.

Para evitar o controlar las cucarachas se recomienda:

  • Aspire o barra el suelo después de las comidas, y saque la basura con frecuencia. Las migas de las comidas y líquidos derramados propician la aparición y reproducción de las cucarachas.
  • Guarde la comida en recipientes bien herméticos. Las cucarachas necesitan de su comida para sobrevivir, sin ella pueden sobrevivir 1 mes.
  • Lave los platos justo después de usarlos, limpie las superficies y la cocina después de las comidas. No deje los platos sucios de un día para otro. No deje restos de alimentos en la cocina.
  • Tape los pequeños huecos, como grietas en la pared, huecos debajo de las puertas, ventanas o suelo, puertas del sótano y tuberías de desagüe; zonas por las que las cucarachas podrían entrar en casa.
  • Arregle y selle grifos y tuberías que tengan fugas. A las cucarachas les gustan las zonas húmedas, por lo que es recomendable secar el agua del fregadero, de baños y cocinas. Las cucarachas necesitan el agua para sobrevivir, sin ella mueren en 1 semana.
  • Evite basureros o acúmulos de cartones, periódicos, bolsas y cajas de cartón.
  • Utilice plaguicidas autorizados por la Comunidad Europea.
  • Utilice trampas para cucarachas sin veneno. Son trampas con adhesivos, donde las cucarachas entran a la trampa por el olor del alimento quedándose pegadas a él.