Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica se caracteriza por una inflamación de la superficie del ojo de origen alérgico. Puede presentarse sola o acompañada de otras patologías alérgicas como la rinitis alérgica.

¿Es frecuente la conjuntivitis alérgica?

Los trastornos alérgicos del ojo son muy comunes. La conjuntivitis estacional es la forma más común y por lo general se asocia a rinitis en un 65% de los casos.
En la forma perenne los síntomas se manifiestan todo el año.

¿Cuáles son las causas de la conjuntivitis alérgica?

En la conjuntivitis alérgica estacional están involucrados los mismos aeroalérgenos que producen la rinitis alérgica: el polen de árboles, hierbas y malezas.
En quienes presentan la variedad perenne de conjuntivitis, los alérgenos suelen ser los ácaros del polvo doméstico, descamaciones epiteliales de mascotas, esporas de mohos, cucarachas, partículas de látex y algunos alérgenos alimentarios.

En la conjuntivitis alérgica de contacto cobran importancia los alérgenos de plantas, medicamentos, cosméticos, látex y preservadores de preparados oftálmicos (cloruro de benzalconio, timerosal).

¿Por qué sucede la conjuntivitis alérgica?

Ocurre por una reacción exagerada del tejido inmunológicamente más activo, la conjuntiva (la parte blanca del ojo).
Los alérgenos del aire o de contacto se solubilizan en la película de la lágrima, atraviesan la conjuntiva y son procesados uniéndose a receptores de IgE presentes en células llamadas mastocitos locales, generando inflamación con su degranulación (la respuesta alérgica).

¿Cómo se presenta la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (durante una época del año) o perenne (durante todo el año), la queratoconjuntivitis atópica (que se asocia a dermatitis atópica), la de contacto y la vernal (variedad crónica asociada con estados de atopia o alergia).

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis estacional se caracteriza por prurito y sensación de ardor o dolor punzante, lagrimeo o enrojecimiento conjuntival. Los síntomas evolucionan con exacerbaciones y remisiones durante toda la estación alérgica.
La forma perenne se expresa mediante signos clásicos como son la congestión de los vasos sanguíneos, y el edema de conjuntiva y párpados.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico lo realiza el especialista en Alergología y/o oftalmólogo mediante la historia clínica, síntomas y examen físico, pruebas cutáneas y análisis de sangre.

¿Cómo se trata?

La conjuntivitis alérgica se trata mediante:

  • Control ambiental o preventivo, empleo de gafas de sol y otras medidas de evitación de los alérgenos aerotransportados o de contacto.
  • Medicamentos: colirios antiinflamatorios, antihistamínicos en comprimidos.
  • Vacunas o inmunoterapia específica, siempre bajo control y seguimiento de un alergólogo.