Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Alergias alimentarias

La alergia alimentaria se produce cuando una persona alérgica a un alimento, lo inigere, teniendo en cuenta que previamente ha de haber estado expuesto al mismo alimento.

La prevalencia de éste tipo de alergia es del 5% en la población general. De todas maneras, un gran porcentaje de personas presenta intolerancia a algún alimento, no siendo lo mismo que la alergia alimentaria.

¿Cuáles son los síntomas?

Ante la ingesta de un alimento en una persona alérgica al mismo se puede producir:

  • Erupción, enrojecimiento y picores generalizados de la piel.
  • Congestión nasal, picor, sensación de obstrucción, estornudos y lagrimeo de los ojos.
  • Náuseas, vómitos, calambres abdominales y diarrea.

¿Son peligrosas las alergias alimentarias?

Las alergias alimentarias son peligrosas, ya que en algunos casos pueden provocar la muerte tras reacciones anafilácticas.

Los síntomas relacionados con la gravedad de la reacción alérgica son:

  • Sensación de ahogo, ronquera, opresión en la garganta, dificultad para tragar.
  • Pitidos o silbidos inspiratorios, dificultad para respirar, sensación de opresión del pecho.
  • Picores, sensación de hormigueo generalizado en manos, pies, cuello y garganta.

Estos síntomas se pueden producir de forma inmediata y su evolución puede ser muy rápida desde minutos de la ingesta hasta 1 hora constituyendo una emergencia médica y requiriendo de un tratamiento inmediato con adrenalina.

¿Cuáles son las alergias más frecuentes?

Las alergias más frecuentes son las que aparecen en la primera infancia cuando se inicia  la incorporación de los alimentos sólidos a la dieta tras la lactancia.

Antes del año de edad pueden verse con frecuencia alergia a la leche de vaca y al huevo.

Entre 1 y 2 años de edad pueden presentarse las alergias a soja, cereales, pescados.

En mayores de 2 años se ven con más frecuencia alergias a frutas, legumbres, cereales y frutos secos, entre otros.

Es importante tener en cuenta que la intolerancia alimentaria a la lactosa puede revertir con el tiempo ya que se desarrollan enzimas para su absorción intestinal, mejorando de esta manera la intolerancia a la proteína de leche de vaca causante de diarreas crónicas, vómitos, dermatitis atópica, etc.

En general las alergias alimentarias son de por vida, en algunos casos como la alergia al huevo o a la leche de vaca pueden desaparecer entre los 2 a 4 años de edad.

¿Qué debo hacer si tengo alguna alergia alimentaria?

Lo principal es la identificación del alimento al que se es alérgico, ya que el tratamiento fundamental se basa en evitar ese alimento.

¿Cómo puedo saber si tengo alergia a algún alimento?

Si existe la sospecha de alergia alimentaria es recomendable acudir al alergólogo para su estudio y seguimiento.

¿Cuáles son los alimentos que pueden producir alergia?

Las proteínas de la leche de vaca:
Caseína, caseína de cuajo, caseinatos, lacto albúmina, lactulosa. Suele aparecer en el primer año de vida.

La proteína del huevo:
Ovoalbúmina, se utiliza con frecuencia en la industria alimentaria y repostería como producto aditivo, conservante, estabilizante, colorante de alimentos, sabores artificiales, en panificación, pasta, helados, merengues, mazapán, bombones, turrones, etc.
Suelen ser parte de excipientes o diluyentes en preparados como medicamentos.
También pueden prepararse vacunas (sarampión, paperas, rubeola) cultivándose los virus en cultivos de embriones de pollo.
Con frecuencia la alergia al huevo se asocia con la alergia a la proteína de la leche de vaca.

Frutos secos:
Cacahuetes, nueces, almendras, aceites o derivados como mantequillas o harinas de cacahuete. La cocina africana hindú, china, indonesia, tailandesa, vietnamita, norteamericana y mexicana utilizan derivados del cacahuete como frutos secos, aceites, harinas, mantequillas y condimentos.

Proteínas de pescados:
Son alergias frecuente en niños y adultos. Es más frecuente la alergia a pescados blancos (merluza, lenguado, dorada, lubina, trucha, etc) que azules (besugo, salmón, sardina, boquerón, etc). Pueden dar alergias por inhalación los vapores que se desprenden de la cocción o frituras del pescado.

Tanto los mariscos crustáceos como langosta, langostino, cigala, percebe; como los moluscos: mejillón, almeja, ostra, calamar, sepia, pulpo, caracoles pueden producir reacciones alérgicas graves. También pueden dar alergia por inhalación  los productos que se desprenden de la cocción.

La alergia a la soja es relativamente frecuente.

Cereales como trigo, avena, cebada, centeno. La alergia se produce a un compuesto común llamado gluten y esta enfermedad alérgica es la enfermedad celíaca.

Frutas como el melocotón y familia de las rosáceas (albaricoque, nectarina, cereza, ciruela, fresa, pera, manzana).Elkiwi, el plátano o la piña pueden ser responsables de alergias también.

Legumbres como lentejas o garbanzos pueden ser causa de alergias. Con frecuencia coexisten alergias a frutas, frutos secos y legumbres.

Aditivos como sulfitos, nitritos, glutamatos, etc., que funcionan como conservantes, edulcorantes, aromatizantes, colorantes, emulsificantes y estabilizantes,  están presentes en las etiquetas de los alimentos bajo la letra E, pueden ser responsables de alergias alimentarias o provocar la liberación de sustancias inflamatorias dando cuadros de calambres abdominales, erupciones cutáneas, obstrucción bronquial no de origen alérgico, pero indistinguibles de las reacciones alérgicas.

¿Qué medidas puedo tomar para evitar las alergias alimentarias?

  • Lea todas las etiquetas de los alimentos enlatados y conservados antes de utilizarlos en las comidas.
  • Lea los prospectos de medicamentos y vacunas en los apartados de excipientes.
  • Es recomendable la lactancia hasta los 6 meses, evitando introducir alimentos sólidos antes de lo recomendado.
  • Es recomendable esperar un año para introducir otros productos lácteos queso o  yogurt.
  • Es recomendable introducir el huevo a partir de los 2 años de edad
  • Es recomendable que los niños pequeños no ingieran frutos secos, cacahuetes, nueces o pescado hasta a partir de los 3 años de edad.