Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Ácaros

Los ácaros son unos diminutos arácnidos, que no se pueden ver a simple vista y viven en casi todas las casas, en almacenamientos y depósitos, les encanta vivir en el polvo, y su vida es corta, de aproximadamente 120 días. Los ácaros son una causa común de alergias.

Medidas de desalergenización de ácaros en casa:

  • Ventile bien la casa y manténgala a temperatura baja y seca. Los ácaros se reproducen mejor a temperaturas superiores a los 24 grados centígrados y con un índice de humedad mayor al 50%.
  • Utilice un deshumidificador para mantener su casa seca.
  • Evite sobrecargar las habitaciones de mobiliario y objetos. Hay objetos que recogen mucho polvo, como peluches, estanterías de libros, adornos y objetos coleccionables.
  • Espacios poco decorados, no sobrecargados.
  • Elimine moquetas y alfombras. El polvo se asienta en las alfombras, si es posible, retírelas y sustitúyalas por tapetes lavables.
  • Evite la acumulación de polvo en cortinas, tapizados de sofás, sillones y cojines.
  • Limpiar el polvo con trapos húmedos en la limpieza diaria.
  • Utilizar un aspirador con filtro HEPA o aspiradora de agua, como mínimo una vez por semana. Se debe revisar el filtro con frecuencia.
  • Evitar animales de pelo o plumas en el domicilio.
  • Utilizar pinturas plásticas lavables.
  • Evitar las humedades favoreciendo la circulación del aire.
  • Limitar el uso de sustancias irritantes (ambientadores, insecticidas, etc). No se aconsejan los humidificadores.
  • Evitar el contacto con deshumidificadores.
  • En los dormitorios se recomienda cambiar con frecuencia sábanas, pijamas, fundas de colchón y almohadas.
  • Utilizar colchones, somieres y almohadas de materiales antiácaros. Son materiales especiales “no alergénicos” o como mínimo sintéticos, no teniendo lana ni pluma. Su médico o enfermera le pueden indicar dónde comprarlas.
  • Se recomienda mobiliario sencillo y fácilmente lavable.
  • Los peluches o juguetes con rellenos sustituirlos por rellenos lavables, lavarlos con frecuencia.
  • La ropa se guardará en armarios bien cerrados. Las prendas de lana se recomienda guardarlas en bolsas de plástico antes de guardarlas en el armario.
  • Elimine mantas de lana y edredones de plumas.
  • Lave las sábanas, las mantas y fundas de almohadas en agua a 130 º F (55ºC) todas las semanas.
  • Ventile los dormitorios diariamente.
  • Pase el aspirador, como mínimo una vez por semana.
  • Los libros y estanterías no se recomienda tenerlos en la habitación.

A las personas alérgicas a ácaros de almacén, se les recomienda evitar no estar presentes en:

  • Almacenes de grano, harinas, comidas de animales.
  • Almacenes de frutos secos, carne y pescado seco, quesos, huevos.